Cómo cortarle las uñas a mi perro

Publicado el : 03/04/2017 11:41:42
Categorías : Perros

Cómo cortarle las uñas a mi perro

Si tienes un perro como animal de compañía, debes saber que hay que ir observando el tamaño de sus uñas para ver si es necesario proceder a cortárselas o dejar que el las desgaste naturalmente. Cuando sacamos a pasear al parque a nuestro perro, al correr o jugar él va limándose las uñas de manera natural, de esta forma no habría que tomar acción para solucionar el crecimiento de sus uñas. Pero a veces esto no es posible o por falta de tiempo o por otras causas.

Los problemas con los que se puede encontrar el animal al tener sus uñas extremadamente largas serian lesiones provocadas por caminar o correr, ya que sus pezuñas no se curvarían de forma natural y se lastimaría. A su vez al caminar no apoyaría en totalidad las almohadillas de sus patas, lo haría en parte con las uñas lo que transmitiría una fuerza innecesaria a los huesos de las patas provocándole mucho dolor al animal. En algunos casos si se dejaran muy largas se deformarían los huesos de las patas del perro y sus articulaciones. Sabiendo esto entendemos que cortarle las uñas a nuestro perro de forma periódica es muy necesario.

A veces es una tarea complicada

Cortarle las uñas a un perro no es tarea fácil. La dificultad aumentará cuanto más grande sea la raza de perro y por supuesto de lo nervioso que sea el animal. Si tenemos suerte y nuestro perro no es muy nervioso, se podrá realizar dicha tarea sin mayores dificultades.

Otro factor que hay que tener en cuenta es que el perro siempre nota nuestro grado de estrés lo que influirá notablemente en su nivel de excitación. El primer consejo antes de comenzar a cortarle las uñas a nuestro perro va a ser estar primeramente nosotros tranquilos para que el animal colabore.

Herramientas necesarias

-Lo primero para cortarle las uñas al can es disponer de las herramientas adecuadas. No vale que utilicemos unas tijeras o un cortador con otro fin para usarlo con nuestra mascota ya que podríamos lastimarlo y ocasionarle heridas dolorosas. Existen tipo guillotina y tipo tijera.

  • Tener gasas a mano
  • Agua oxigenada. Lo ideal es polvo de coagulación o astringente.

Cómo cortarle las uñas

En el interior de la uña, hay una zona viva en la que tienen los vasos sanguíneos. En la uña blanca se ve sin problema la zona viva, pero en las uñas negras es donde hay que llevar más cuidado porque no se ve hasta donde hay que cortar. Recuerda que sus uñas son como las nuestras, si te cortas mucho las uñas te haces daño y te podrías ocasionar heridas. Con los animales pasa algo similar, puedes cortar la parte muerta sin sensibilidad al dolor evitando alcanzar la parte viva y no hay que cortar más de lo necesario. En la siguiente imagen se ve hasta donde hay que cortar y respetarlo, con un angulo de 45º según se muestra a continuación.

Si por error alguna vez se corta la parte viva, empezara a sangrar el perro por la uña de manera abundante por lo que antes de empezar, como se ha mencionado antes tendemos que tener a mano las gasas y un corta hemorragias en polvo o en líquido. En ausencia de un corta hemorragias, empapa una gasa con agua oxigenada y aprieta firmemente la uña que está sangrando durante un minuto y ve observando el cese de sangre. Al cabo de dos o tres minutos dejará de sangrar. No te preocupes, hasta los más expertos les ha sucedido esto.

Si la uña fuera negra y no podemos ver la zona de los vasos sanguíneos de nuestro perro, tendremos que ir cortando la uña muy poco a poco con pequeños cortes hasta que se vea un ovalo grisáceo, que nos indicaría el límite de corte y no pasaríamos de ahí.

Frecuencia del corte

A todos los perros no les crecen las uñas igual de rápido. Pero por lo general se les debe cortar cada 2 semanas. De esta manera tendrás la seguridad de que siempre las lleva cortadas y tu animal de compañía no sufrirá.

Hay un inconveniente de no cortarle las uñas periódicamente y a veces se ignora la gravedad de dejar crecer demasiado las uñas del perro. Cuando le crecen las uñas los vasos sanguíneos también van alargando su recorrido a lo largo de la uña, por lo que cada vez podremos cortar menos cantidad, esto sin lugar a dudas sería muy perjudicial para tu mascota.

Consejos para facilitar la tarea.

Los perros desconfían de cualquier objeto nuevo que este en su entorno, pero poco a poco van aceptándolos. Cuando compres un cortaúñas no lo utilices el primer día, ve dejándolo a su alcance para que lo huela y le vaya resultando familiar. Puedes acariciarle con el cortaúñas y jugar con él. Cuando veas que tu perro no está preocupado por el nuevo objeto, resultará más fácil utilizarlo.

Si aprovechas después de bañar al perro, la tarea resultara más fácil. Igualmente, como le pasa a nuestras uñas cuando nos duchamos, estas quedan reblandecidas al estar un rato en contacto con el agua caliente. De la misma manera, al perro se le ablandan las uñas, facilitando notablemente el corte.

Recompensa a tu perro cuando termines de cortarle las uñas con un premio para perros o una golosina. Si se acostumbra a ser premiado, las siguientes veces va a colaborar y va a ser más sencillo el trabajo. No le regañes si no colabora, ten paciencia porque cada perro es diferente y puede asociar cortarle las uñas con algo negativo.

Como en toda actividad con los perros hay situaciones que les estresa hasta un punto que no van a dejarse. Si este es tu caso no lo dudes, deja que le corte las uñas un veterinario. Ellos están acostumbrados a estos trabajos y lo harán sin dificultad.

Cuando adquieras el cortauñas, fíjate que al cortar la uña, la corte sin doblarla. El acero debe ser de buena calidad y con un buen filo para cortar sin dificultad. Cada perro tiene la uña de un grosor diferente, el que necesitamos será el que tenga suficiente espacio en el cortador del cortaúñas para que, entre la uña del perro sin problema, ante la duda el que deje más espacio será la mejor elección.

Para finalizar el trabajo, existen limas para perros, estas dejan un acabado perfecto de las uñas. Limándole las uñas al perro evitaras que se enganchen en su cama o tejidos y no estarán ásperas.

Siguiendo estos consejos antes y durante el trabajo lograrás terminar con éxito el aseo tan importante de tu animal de compañía.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)