El loro como mascota. Qué saber sobre esta ave y sus cuidados.

Publicado el : 20/03/2017 17:42:14
Categorías : Aves

El loro como mascota. Qué saber sobre esta ave y sus cuidados.

Cuántas veces hemos ido por la calle y escuchamos repetidas veces el nombre de alguien, o un sonido que intentamos identificar y con el tiempo descubrimos que este sonido viene de una jaula de un tercer o un cuarto piso. Si señor ahí esta ese loro haciendo de las suyas. Imitando todo lo que ha estado escuchando.

El loro es un animal muy inteligente y divertido. Puede llegar a vivir entre 50 y 60 años, lo que se podría decir que es casi una vida entera a nuestro lado. Esto es importante tenerlo en cuenta si optamos por adoptar un ave de estas características. Es un animal muy curioso e intentara interactuar con nosotros siempre que pasamos cerca de él.

Loro o papagayo es el nombre que recibe comúnmente esta variedad de ave. Científicamente hablando tienen el nombre de Psittacidae. Los Psittacidae incluyen a los guacamayos y cotorras.

Los loros son fantásticos escaladores. Asombra la facilidad que tienen estas aves de imitar sonidos, ya sean de objetos o voces. Cualquier sonido son capaces de reproducirlo y sin tener cuerdas vocales.

¿Qué hay que saber antes de adoptar un loro como mascota?

Los loros o guacamayos requieren unos cuidados y una atención adecuada. Nutrición, higiene, hábitat y la compañía que debemos darle serían las principales necesidades a cubrir de este animal de compañía. Son extrovertidos y muy sociales.

La compañía es importantísima. Un loro desatendido, con falta de compañía y cariño puede convertirse con el tiempo en un animal muy agitado, con ansiedad e incluso agresivo. Antes de pensar en adquirir un ejemplar tenemos que ver si vamos a poder darle su sesión diaria de atención y compañía.

La jaula que debe tener, elección de su hogar

Una jaula adecuada para un loro es la que le permita estirar sus alas y no le limite su libertad de movimiento. Estas aves necesitan espacio, no se puede pretender tener a un animal de estas características dentro de una jaula reducida, podríamos tener una mascota infeliz. A la hora de buscar donde poner su jaula hay que evitar zonas con corrientes de aire y lugares que san muy húmedos.

En su jaula no pueden faltar juguetes como un columpio o cuerdas para mantener al loro entretenido. También unas escaleras que le permitan subir y bajar por ellas. Tampoco deben olvidarse unos posaderos para que el ave pueda posarse e ir de un lado a otro de la jaula sin dificultad.

Cuando se vayan a comprar los posaderos hay que tener en cuenta que el largo de sus patas corresponda con el grosor del posadero, de esta manera evitaremos dolores en las articulaciones del loro o guacamayo.

La limpieza de la jaula se debe llevar a cabo unas tres o cuatro veces por semana mientras que la suciedad generada por las necesidades de tu mascota, excrementos y orines debe eliminarse a diario. La limpieza de la jaula es fundamental para la salud de los loros, una higiene escasa sería motivo de enfermedades que se transmitirían a nuestro loro.

Su alimentación ¿qué debemos saber?

El alimento preferido en la dieta de los loros en su medio natural de vida son las semillas, seguido de frutos y muy de vez en cuando pueden comen algún insecto. Entran en este grupo los periquitos australianos y las carolinas salvajes que principalmente se alimentan de semillas.

Otros como por ejemplo el loro gris africano come mucha cantidad de frutos de árboles y bayas. El loro real también come frutos silvestres y plátanos verdes. Podemos seguir nombrando aves de este tipo y comprobamos que siempre se basa en dos de los tres alimentos que más comen, semillas y frutos. En contraste podemos mencionar la cacatúa fúnebre que su dieta básicamente se compone de una gran cantidad de insectos, principalmente las larvas.

Existen loros que tienen una alimentación más especial que lo citado anteriormente. Su alimentación se basa en un tipo de alimento y lo comen en grandes cantidades, centrándose solo en este tipo de comida. Algunos de estos loros comen polen, néctar, miel, raíces, etc.

Al adoptar un loro para tenerlo como mascota podemos ampliar la variedad de alimento que le damos y que además le aportarán beneficios para su salud:

  • frutas: Puedes darle a tu loro cualquier pieza de fruta, una naranja, peras, melón, manzana, pomelo, fresa, etc. Es imprescindible darle unas 2 o 3 clases de fruta todos los días e ir variándolas para que su consumo no dependa solo de los beneficios de las mismas frutas.
  • Semillas: Es muy importante en la alimentación del loro que estén presentes las semillas, pero estas no deben superar la cantidad de las frutas y verduras.
  • Verduras: Imprescindibles en la nutrición del loro y no pueden faltar jamás para una correcta alimentación. Todos los días debe comer verduras, ajos tiernos, zanahoria, brócoli, acelgas, pimientos, espinacas, etc. Y de la misma forma que con las frutas, ir variando el tipo de verdura que le damos para que reciba el aporte y los beneficios de cada clase de verdura.
  • Pienso seco: Un loro puede alimentarse solo con frutas, semillas y verduras, pero existe el pienso seco específico para Psittacidae que le aportan nutrientes esenciales. Si le damos de comer pienso seco, no hay que olvidar darle a diario alguna fruta o verdura para complementar su dieta.

Alimentos que debes evitar

Los alimentos que se deben evitar para no afectar negativamente a la salud del loro son los siguientes:

  • Sal
  • Aguacate
  • Chocolate
  • Leche
  • Alcohol
  • Carne
  • Bebidas gaseosas
  • Bebidas carbonatadas
  • Azúcar en general
  • Café
  • Tubérculos crudos
  • Perejil
  • Berenjena
  • Cebolla
  • Ajo
  • Semillas de manzana o pera
  • Frituras
  • Alimentos con colorantes
  • Alimentos con saborizantes artificiales
  • Conservas
  • Jugos artificiales
  • Especias

Aplicando estos consejos en la alimentación de tu loro, tendrás una mascota sana con una correcta alimentación.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)